jueves, 19 de abril de 2012

Falsos mitos sobre el cuidado de los recién nacidos

Hay consejos sobre los cuidados del bebé que han pasado de generación en generación pero que en realidad no tienen ninguna base. Te presentamos algunos de ellos
No hay nada más frágil e indefenso que un bebé recién nacido. Por eso, cuando se es madre, y sobre todo primeriza, se tiende a poner en práctica todos los consejos e ideas que nos dan los que nos rodean, tanto si vienen de familiares como de amigas que ya han pasado por la experiencia.
Lo cierto es que hay muchos mitos sobre el cuidado de los recién nacidos. Mensajes como que los niños no ven al nacer o que no deben salir de casa hasta tener al menos unas tres semanas de vida hay que darlos por totalmente falsos. ¡No todo es cierto! En este artículo os damos 5 de los grandes mitos sobre el cuidado del bebé.
¿Se debe esterilizar el chupete cada vez que se le caiga?
Aunque la higiene es muy importante, es una exageración esterilizar las cosas del bebé cada vez que se caen. Al igual que los adultos, los bebés también tienen un sistema inmunológico que le protege de la mayoría de las bacterias. Además, hay que tener en cuenta que por más que esterilicemos los biberones, los chupetes y las tetinas, algo que no esterilizamos nunca son sus manos; y es en ella donde se acumulan gran parte de las bacterias. Si se tratase de un bebé prematuro, sí que habría que habría que tomar medidas extremas de higiene.
El bebé tiene que expulsar los gases después de comer
Olvídate de la idea de que hay que darle golpecitos durante horas hasta que eructen: es suficiente con frotarle la espalda durante unos dos minutos. Si no eructa, es que no lo necesita. Además, hay que saber que los bebés que toman biberón tienen más gases que los que se alimentan con pecho, ya que con el biberón suelen tragar aire.
Necesita un riguroso horario de sueño
Una cosa es que sea necesaria una rutina de sueño más o menos regular, y otra que tengamos que cumplirla siempre al extremo. Cada bebé es un mundo y, por lo tanto, tienen diferentes rutinas de sueño. No todos duermen lo mismo, de la misma manera y siguiendo las mismas pautas. Con que se sigan unos horarios con sentido común y sin agobios será más que suficiente.
¿Hay que ir todos los meses al pediatra?
Cada comunidad autónoma tiene un calendario de revisiones del recién nacido, que suelen coincidir con las fechas de vacunas y que son más seguidas durante sus primeros dos meses de vida y se espacian según crece el bebé. Si tu niño come bien, coge peso, duerme bien y no le ocurre nada, no es necesario que le lleves al pediatra.
Si tiene fiebre es que está creciendo
Hay que tener mucho cuidado con esta afirmación. La fiebre es un signo de infección o de enfermedad así que si observas que el bebé está caliente, y al ponerle el termómetro compruebas que tiene fiebre, llévale al pediatra cuanto antes.
Fuente: www.abc.es

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...